Archivo

Archivo del autor

Black Swan. Mutaciones eróticas del cuerpo

La mirada filosófica sobre la mutación psicológica de un personaje a partir de una decisión inconsciente de enfrentarse a los peligros de la búsqueda de la perfección caracteriza la aproximación de El cisne negro (Black Swan, 2010) sobre la competitividad en el ballet contemporáneo.

El último film de Darren Aronofsky es una puesta en escena traumática de varias obras que se superponen en una danza macabra de terror psicológico en una variación de la naif y fantasiosa película  Las zapatillas rojas (The red shoes, 1948).

Una compañía de ballet moderna ha decidido despedirse de su bailarina principal Beth Macintyre (Winona Ryder) para reemplazarla por una de las jóvenes bailarinas en la interpretación de El lago de los cisnes de Tchaikovsky. El talentoso y seductor director de la obra Thomas Leroy (Vincent Cassel) ha decidido que Nina Sayers (Natalie Portman), una joven que controla su talento a través de la disciplina, ocupe el rol principal.

Nina es la encarnación perfecta del inocente personaje del cisne blanco, la joven engañada y transformada en cisne que debe romper el hechizo a través del amor; pero debe transformarse en el cisne negro, la femme fatale que seduce al príncipe y causa la perdición del cisne blanco.

Todas las instancias de la violencia que la transformación acarrea a la protagonista se hacen presentes en forma de alucinaciones y trastornos corporales deudores del cine de David Cronenberg en escenas de lasceraciones y sufrimiento debidos al esfuerzo demandado por la obra y la profesión. La piel y la sangre se mezclan bajo la influencia de un cuerpo que quiere tomar el control de una situación insostenible.

La voluntad del cuerpo sobre la mente aplasta la realidad en un juego psicológico bajo los albores de una pasión forzada pero necesaria en un viaje hacía la muerte similar al de La profesora de piano (La pianiste, 2001) de Michael Haneke. Mientras Erika Kohut (Isabelle huppert) ofrecía una aproximación psicológica a través de un comportamiento autodestructivo inmoral y perverso, Nina Sayers busca la perfección y la belleza en la transgresión. El objetivo de Nina es enfrentase a todos sus fantasmas para liberarse de las ataduras que le impiden desencadenar su sexualidad en pos de obtener la gracia que le permita interpretar al cisne negro con naturalidad y atrevimiento.

El leitmotiv de El lago de los cisnes como tragedia que se avecina es el corolario de la perfección y de los sacrificios que la obra demanda a sus víctimas. El talento se convierte en maldición y el camino del erotismo y la violencia exigen un sacrificio para completar la mutación. La aproximación filosófica de El cisne negro se funde con las lágrimas de Eros en una danza fuera  de control en la que la sensualidad y la muerte van de la mano por el camino de la belleza.

Anuncios

Héroes de Mesa Verde tras las huellas de la microhistoria

En este episodio de Héroes de Mesa Verde abordamos El hilo y las huellas. Lo verdadero, lo falso y lo ficticio de Carlo Ginzburg, un análisis sobre la historiografía y la microhistoria y Fascismo trasatlántico.Ideología, violencia y sacralidad en Argentina y en Italia, 1919-1945 de Federico Finchelstein de la editorial Fondo de Cultura Económica mientras escuchamos el disco A L’Origine del músico francés Benjamin Biolay.

“…mediante un acontecimiento accidental, una vida cualquiera, un fragmento tomado al azar, se puede arribar a una comprensión más profunda del todo”.

Escuchá el programa:

http://www.archive.org/download/HeroesDeMesaVerdeYElFascismoTrasatrantico/Heroesdemesaverde87.mp3

Bajar audio

Héroes de Mesa Verde y el estilo internacional

En este episodio de Héroes de Mesa Verde analizamos dos ensayos, Pornotopía. Arquitectura y sexualidad en Playboy durante la guerra fría de Beatriz Preciado y La palabra pintada y ¿Quién le tema al Bauhaus feroz? de Tom Wolfe.

La búsqueda de un nuevo ideal de belleza antiburgués marcó la identidad artística de todo el Siglo XX a través de los movimientos vanguardistas. Estos d0s libros de la editorial Anagrama intentan reconstruir algunos episodios. En Pornotopía, Preciado analiza el surgimiento de la revista Playboy como una respuesta a los cambios en la sociedad norteamericana de posguerra.  Wolfe se enfrenta a las camarillas de la pintura y la arquitectura de los Estados Unidos en la posguerra relatando el surgimiento del expresionismo abstracto, el arte pop, el arte conceptual y la arquitectura moderna en una apasionante capítulo de la historia del arte.

http://www.archive.org/download/HeroesDeMesaVerdeYLaBauhausFeroz/Anagrama.mp3

Bajar audio

Categorías:Anagrama, Libros

El origen (Inception). La realidad es una idea

La fantasía y la realidad se pierden en los laberintos de la mente. Los sueños y la vigilia nos permiten construir una realidad personal, intima, insostenible, psicótica, alejada del abismo de la otredad. Las ideas son la base de la construcción de una realidad que nos define y nos destruye en una batalla infinita. Solo el sueño es real.

El origen (Inception, 2010) no solo es la última película de Christopher Nolan, es la culminación de un proyecto artístico, de un camino estético que busca la perfección a través del desarrollo y la concatenación de la acción.

La extracción de información a través de la manipulación de los sueños es la especialidad de la pareja compuesta por Cobb (Leonardo di Caprio) y Arthur (Joseph Gordon Levitt). Cobb no puede volver a los Estados Unidos para ver a sus hijos debido a su participación en un crimen que involucra a su esposa. La vida de fugitivo y su peligrosa trayectoria profesional le impulsan a llevar sus actividades ilegales a un punto de no retorno junto a su socio en cada operación.

Saito (Ken Watanabe) es un empresario poseedor de un imperio energético amenazado por la competencia de Maurice Fisher (Pete Postlethwaite) y su hijo Robert (Cilliam Murphy).  Ante la inminente muerte de Maurice, Saito le ofrece a Cobb la anulación de todos los cargos en su contra a cambio de la implantación de un concepto, the inception, en la mente de Robert para que este decida disolver el imperio construido por el padre.

Para construir el mundo sobre el que el sueño se va a desarrollar Cobb busca a Miles (Michael Caine), su mentor, para que le ayude a encontrar un arquitecto. En una de las tantas alusiones de Nolan al mundo del arte (enfoque de una pintura de Francis Bacon) y de la cultura, Ariadne (Ellen Page), una de las alumnas más brillantes de Miles, es la elegida para diseñar el laberinto sobre el que navegarán en la mente del joven Fisher.

En la mente nada es lo que parece y el subconsciente de todos los que entran en el origen de una idea se confunden en una orgía de sensaciones, recuerdos, imágenes y fantasías donde la distinción entre realidad y sueño es una cuestión de percepción. Las defensas de la mente de Robert Fisher, el mundo construido para implantar la idea y el pasado de Cobb se encuentran en un choque mental que ninguno puede controlar.

La música de Hans Zimmer se apodera de la película y trabaja junto a la acción en escenas abrumadoras al borde de la pérdida del control. Los personajes intentan controlar las variables de los juegos mentales pero la improvisación va ganando terreno a medida que el subconsciente hace pedazos la planificación.

Un guión aterrador que trabaja en los límites de la incomprensión se funde con la vertiginosidad de la acción sin descuidar la imagen en escenas preparadas por un alquimista en la búsqueda de la piedra filosofal. Cada elemento de esta obra maestra se convierte en una formula equilibrada que a la menor equivocación pueda estallar sin previo aviso.

Todo se desmorona en el limbo de nuestra fantasía. La introducción de la sorpresa, el asombro y lo inesperado es la base de nuestro mundo en una mezcla que comprende el contacto físico, mental y discursivo con los otros. Este anclaje a la realidad nos permite enfrentar el abismo de la nada y desarrollar una sociedad rompiendo la monada psíquica. El origen es el comienzo de la ilusión de la percepción, donde la realidad navega por las aguas turbulentas de la fantasía frente a la imaginación y la tecnología.

Categorías:cine Etiquetas:

Eclipse. El crepúsculo de los ídolos

La saga de Crepúsculo se construye como un camino por las depresiones del fin de la adolescencia y sus bruscos cambios bajo el manto de las leyendas del vampirismo y los licántropos generando una mitología propia capaz de atraer la atención del público juvenil.

Eclipse (Eclipse, 2010), la última de las entregas de la saga de Crepúsculo fue dirigida por David Slade (Hard Candy 2005; 30 days at night, 2007) es la que cierra el círculo lunar de este periplo adolescente y le permite a Bella Swan (Kristen Stewart) proyectar su futuro sobre la base de sus propias decisiones.

Atrapada entre el amor del vampiro Edward (Robert Pattinson) y el licántropo Jake (Taylor Lautner) los sentimientos de Bella se confunden mientras un ejército de vampiros recién convertidos se apresta a una batalla territorial. El clan de vampiros Cullen, al que pertenece Edward, se alía con los hombres lobo al enterarse que el ejército vampiro es una estratagema de Victoria, una antigua enemiga del clan, para vengar la muerte de su novio a manos de Edward asesinando a la novia de este, Bella.

La dirección de Slade es impecable, destacándose principalmente en las escenas de acción. La adaptación de Melissa Rosenberg de la novela de Stephenie Meyer nuevamente es precisa y fiel en al tono conservador de la historia a través del respeto a la autoridad y a los valores de la castidad y las tradiciones.

Las anécdotas de las conversiones de los miembros del clan Cullen en vampiros y las historias tradicionales de los indígenas licántropos, a pesar de lo trillado y insulso de la propuesta argumental, aparecen como datos de color gracias a la maestría de Slade que rescata el film del sinsentido amoroso y el melodrama adolescente de los films anteriores de la saga.

Es para destacar la mediocridad de la metáfora política acerca de la comunión de los licántropos indígenas con la naturaleza y de la relación del hombre blanco europeo destructor con los vampiros. El espíritu guerrero indígena contra la delicadeza de la cultura occidental se da un encuentro lamentable como medio de sostener por dos horas la propuesta.

A pesar de poseer un ritmo más acelerado que Crepúsculo y Luna Nueva, Eclipse nunca logra escapar de la carencia de ideas y la falta de profundidad que recorren todo el guión. La posibilidad de la elección del destino propio a partir de la graduación y el enigma de la transformación de Bella en vampiro es solo una pantalla para estirar la duración del film en una serie de interminables monólogos que no conducen a nada y solo confirman que la única razón para mirar la película son las pequeñas atribuciones que el director se tomó en este encargo industrial para un público acrítico.

Categorías:cine

Iron Man 2. Dios está sangrando

Las historias de los comics se atreven a indagar en regiones que el cine tuvo prohibidas o que simplemente censuró para captar a la media de un público conservador. Este mundo plagado de superhéroes pone a la política ante un límite ante el cual las respuestas son inútiles y le da al cine una brisa de aire fresco con ideas que nutren nuestra imaginación y nos permiten pensar en un futuro que ya está aquí.

Todo el equipo de la primera entrega de la saga de Iron Man vuelve a poner en funcionamiento al hombre de acero nuevamente de la mano del director Jon Favreau y del guionista Justin Theroux adaptando el comic de Stan Lee, Don Heck, Larry Lieber y Jack Kirby de la factoría Marvel.

En esta segunda parte, Tony Stark (Robert Downey Jr.) ha confesado que es Iron Man e intenta rescatar el legado de su padre reinaugurando Expo Stark, una exposición sobre tecnología donde se conocerán todos los avances científicos hasta la fecha en todo el mundo. En medio de esta carrera del progreso, el hijo de uno de creadores del reactor de Iron Man, ex colaborador del padre de Tony, Iván Vanko (Mickey Rourke) decide tomar revancha contra Stark para vengarse del destino de su padre, que ha muerto en el olvido.

Mientras el Congreso intenta que Stark entregue Iron Man al Gobierno y la competencia intenta construir su propia versión militar, Tony abusa de su carisma, de la impunidad del  dinero y de su nueva posición de superhéroe mundial para enaltecer su narcicismo con el fin de disfrutar la vida ante una muerte inminente que lo acosa debido a la toxicidad de las baterías de Paladio que el reactor que lo mantiene vivo necesita.

La segunda entrega de Iron Man continúa con la crítica al militarismo, esta vez denunciando los negociados entre el ejército y los contratistas privados representados por Justin Hammer (Sam Rockwell) quien contrata a Vanko para producir prototipos del traje con el fin de obtener un contrato con el Pentágono para producir armas.

La complejización de la ciencia ficción y de los superhéroes a partir de los avances tecnológicos le ha permitido al personaje convertirse en la representación de todos los riesgos que acechan a los avances científicos. La actualización de las utopías sobre las posibilidades del progreso y sus alcances en nuestras vidas se esfuma ante el peligro de nuevas armas sofisticadas para destruir.

Los discursos acerca de la amenaza que pende sobre los Estados Unidos se caen a pedazos ante una estructura que sólo busca excusas para crear armas a partir de cualquier avance científico en nombre de la libertad.

La verdadera cara de nuestra sociedad aparece ante las crisis que amenazan con destruir todo el legado histórico de una comunidad. Iron Man deberá enfrentarse ante estos peligros para salvarse y proteger al mundo de aquellos que quieren utilizar la tecnología para enriquecerse a costa de las guerras.

El enfrentamiento contra los villanos se convierte en una lucha contra sí mismo y Tony debe enfrentar sus propios fantasmas para superar la adversidad y derrotar a Vanko y a Hammer mientras sus propios amigos lo abandonan debido a su descontrol y a sus nuevas amistades infiltradas en Industrias Stark para evaluar su posible candidatura para pertenecer a Los vengadores, un sindicato entrenado de superhéroes liderado por Nick Fury (Samuel L. Jackson).

Dios está sangrando y hay mucha sangre en el agua. Los tiburones se impacientan mientras las silenciosas batallas por el progreso en los laboratorios secretos nos alejan cada vez más de la inmediatez y nos lanzan al mundo abstracto de la matemática. En esta ciudad de superhéroes y de individuos que necesitan ser salvados, el fantasma en la maquina es cada vez más ininteligible y los misterios de la fantasía son cada día más reales.

Categorías:cine

Mary and Max. La belleza de lo inesperado

El universo de las relaciones humanas es el más complejo de los entramados al que nos enfrentamos diariamente a través de respuestas a los interrogantes a los que somos arrojados por la realidad.

La opera prima de Adam Eliot, Mary y Max (Mary and Max, 2009) es una fábula basada en una historia real acerca de la amistad y la psique humana que nos presenta los dilemas del rechazo a lo diferente y las formas de encarar los problemas personales.

Mary (Bethany Whitmore y Toni Collette) es una niña australiana cuyos padres viven en su propia miseria personal atrapados por la frustración y la bebida. Max (Philip Seymour Hoffman) es un neokorkino  adulto maniacodepresivo con sobrepeso cuya frágil existencia depende de controlar las pequeñas experiencias de su mundo para impedir cualquier sorpresa.

Un día, Mary decide escribir una carta al azar con preguntas acerca de la vida a un desconocido en Estados Unidos. Max recibe la carta y el sobresalto lo paraliza hasta que decide responder a la carta. El intercambio epistolar continuará durante años hasta convertirse en amistad mientras Mary crece y Max intenta aplacar las fobias suscitadas por esta relación inesperada.

Los pequeños detalles de la historia van construyendo esta poesía acerca de las dificultades de la vida. La belleza de los personajes impregna todo lo que tocan y lo que podría ser considerado una manía pasa a ser una demostración de amor que solo puede ser juzgada por sus protagonistas en la intimidad. La música nos permite ingresar en esta intimidad y vivir la relación en todo su esplendor.

Mary and Max nos recuerda que el mundo y las relaciones humanas no deben ser juzgadas sino vividas. A pesar de no conocerse estos personajes construyen un cariño conmovedor con el cual enfrentar un entorno que reacciona hostilmente ante lo diferente. A veces la vida solo es cuestión de abrir nuestro corazón a lo inesperado.Mary

Categorías:cine